Skip to main content

En el sector industrial o comercial, el mantenimiento de las instalaciones eléctricas es una pieza fundamental para alcanzar una mayor productividad. Sin ello, podrían producirse situaciones de peligro, problemas de salud y accidentes.

Es más, según la FM Global Insurance Company: “El 64% de los desastres están relacionados con fuego; el 22% se debe a fallos en las instalaciones eléctricas”.

Según estudios a escala mundial, más del 20% de los incendios registrados, tanto dentro de viviendas como en otro tipo de instalaciones, son provocados por la falta de mantenimiento o reparaciones inadecuadas dentro del sistema eléctrico.

Por lo tanto, realizar periódicamente el mantenimiento de las instalaciones eléctricas salva vidas, ahorra sumas considerables de dinero y disminuye el consumo de energía.

Para ello, nos puede ayudar tener un equipo de calidad eléctrica. Es más, toda instalación debería tener equipos de calidad de la energía. ¿No sabes lo que es? Nosotros te lo contamos.

¿Qué es la calidad de energía eléctrica?

Se trata de un indicador del nivel de adecuación de la instalación para soportar y garantizar un buen funcionamiento de sus cargas. Una perturbación eléctrica puede afectar a la tensión, a la corriente o a la frecuencia.

El origen de estas perturbaciones puede hallarse tanto en su propio sistema de alimentación eléctrica como en la red de distribución eléctrica.

En términos de magnitud y duración, las perturbaciones eléctricas pueden durar microsegundos o provocar cortes de horas o incluso de más tiempo.

¿Qué produce una perturbación eléctrica? Que el suministro supere los límites de operación y, además, hace que los equipos instalados funcionen de forma incorrecta o incluso se dañen.

La calidad de la energía es un tema que preocupa mucho a las empresas hoy en día. Algunos problemas como la inestabilidad del voltaje, los desequilibrios y los armónicos de red pueden afectar su eficiencia. Algo que puede traer consecuencias como:

– Paros no programados.

– Inestabilidad de los equipos.

– Mayor uso de energía y costes.

– Mayores costes de reparación.

Por eso, los equipos de calidad eléctrica son una solución perfecta para estos problemas.

¿Para qué sirven los equipos de calidad eléctrica?

Los equipos de calidad de energía son utilizados para proteger equipos eléctricos y eliminar de raíz las perturbaciones o mitigar sus efectos.

¿Cómo? Tanto los equipos eléctricos con controles basados en microprocesadores, como los dispositivos electrónicos, son muy sensibles a las perturbaciones causadas por la ausencia de calidad en la energía.

Por lo tanto, los equipos de calidad eléctrica ayudan a identificar problemas, registrar y analizar los parámetros de calidad eléctrica y de la energía de forma rápida y fiable.

Nosotros aconsejamos la marca Fluke para medir la calidad de energía. ¿Por qué usar un equipo de calidad eléctrica de Fluke? Estos instrumentos incluyen una pantalla con visualización de datos en tiempo real para acceder de inmediato cuando es necesario a una información de diagnóstico.

Fluke ofrece una gama completa de equipos de identificación de problemas, analizadores de la calidad eléctrica y registradores que manejan una amplia gama de aplicaciones de calidad eléctrica.

Por lo tanto, siempre que exista algún problema recurrente, como motores y transformadores sobrecalentados e interruptores que saltan inesperadamente, el medidor de calidad de energía Fluke es la mejor herramienta.

Equipos de calidad eléctrica Fluke

El analizador de calidad eléctrica y energía 1770 de Fluke está diseñado para el mantenimiento periódico y la resolución de problemas en equipos y fuentes de alimentación, así como para estudios de consumo y optimización e instalación de nuevos equipos.

Los tiempos de inactividad salen caros y, por ello, es importante obtener los datos necesarios para resolver rápidamente los problemas críticos de calidad eléctrica.

El medidor de calidad de energía 1770 de Fluke mide y captura automáticamente parámetros clave de calidad eléctrica como armónicos, desequilibrios, fluctuaciones y corriente de arranque, entre otros, lo cual garantiza a los usuarios que los resultados siempre sean correctos.

El diseño de la serie 1770 agiliza y facilita los estudios de calidad eléctrica. Ofrece medidas automáticas, es intuitiva y tiene una configuración sencilla.

Además, este analizador de calidad eléctrica se puede alimentar directamente desde el circuito de medida, eliminando así el uso de una nota de corriente o un alargador.

Su pantalla táctil de alta luminosidad y gran formato, junto con los botones de navegación físicos y una interfaz de usuario optimizada, facilitan las tareas de cambio de ajustes, gestión de registro o investigación de datos sobre el terreno. Independientemente de que se encuentren dentro de un edificio en penumbra como bajo la luz directa del sol.

Los analizadores de calidad eléctrica de la serie 1770 de Fluke incorporan el potente software Fluke Energy Analyze Plus, diseñado para eliminar los problemas que se pueden encontrar en otros programas de software multifunción.

Por lo tanto, podríamos decir que disponer de equipos de calidad eléctrica nos puede ayudar mucho a la hora de tener un buen mantenimiento de la instalación, ya que, como has podido comprobar, ofrece muchas ventajas.