Skip to main content

La calibración de detectores de gases y llama permite que estos instrumentos arrojen resultados fiables en sus mediciones. Se trata de que el mantenimiento de detectores de gas nos permita utilizar estos instrumentos con la seguridad de que están funcionando correctamente, ya que tratándose de posibles fugas de gas, esta es una cuestión que incide directamente en la seguridad.

Para conocer más a fondo cómo realizan las pruebas los detectores de gas, conviene hacer un breve repaso a las distintas posibilidades que nos ofrece el mercado.

Diferentes tecnologías de mediciones de gas

Estos dispositivos se encargan de dar la alarma ante la presencia no deseada de un gas o llama, o ante una concentración mayor a la esperada. Según la tecnología que empleen, se dividen en grandes familias o variedades:

  • Detectores de gas con tecnología infrarroja: en esta tipología de detectores, una luz infrarroja nos alerta de la presencia de un gas, ya que se produce una alteración en la señal que sale del emisor y llega al receptor. Según el gas que se encuentre, la alteración tendrá una distinta absorción de la radiación infrarroja.
  • Detectores de gas catalíticos: estos sensores funcionan provocando la oxidación del gas por vía catalítica. El catalizador suele ser el paladio, y se halla encapsulado junto a otra estancia que no lo contiene. Así, se compara si se ha producido oxidación en uno de los dos, situación que se detecta por un aumento de la temperatura. Este aumento de la temperatura provoca un cambio en la resistencia eléctrica que se produce en un circuito con una configuración muy concreta, llamada puente de Wheatstone.
  • Detectores de gas electrolíticos: en este caso, los sensores utilizan una capa de electrolitos (un líquido o sólido) situada entre dos electrodos. Cuando existe una fuga de gas, se produce una reacción que se transforma, de forma proporcional a la cantidad de gas detectado, en electricidad.
  • Además, existen otro tipo de tecnologías que detectan fugas a través del sonido, o sensores ultrasónicos, que son capaces de diferenciar el ruido de fondo que produce una fuga.

Por ejemplo, los detectores de nuestro partner MSA (The Safety Company) utilizan las tecnologías infrarroja, catalítica y electrolítica, incluyendo la detección de llamas (con detectores infrarrojos) e incluso la tecnología necesaria para la detección de medidas de hidrógeno.

En Distron estamos certificados por MSA para poder llevar a cabo la calibración de sus detectores de gases, además del mantenimiento, puesta en marcha, formación en su uso, reparación e instalación  de todos sus instrumentos de medida. Por tanto, somos el distribuidor (y mucho más) perfecto para solventar las necesidades de los mejores equipos de detección fija de gases.

Distron y la calibración de detectores de gases

Las pruebas para detectores de gas y los equipos de calibración de gas deben ser realizadas y manipulados por profesionales formados y autorizados, no en vano se suele usar un gas de calibración (con el que comprobar el funcionamiento del detector).

Nuestro partner MSA además elabora kits de calibración industrial cuyo uso dominamos y pueden realizar un gran papel en un amplio rango de instalaciones y sectores.

Gracias a nuestro partnership con MSA somos capaces de ofrecer soluciones a medida instalando sistemas de detección fijos que continuamente miden los niveles de gas emitidos en instalaciones o industrias donde no se cuenta con personal con formación específica.

Se trata de una casa que atesora más de un siglo de conocimiento y experiencia en soluciones de detección, lo cual lo convierte en el cómplice perfecto para la seguridad y la buena salud de nuestro medio ambiente. En el catálogo de productos MSA disponibles a través de Distron podéis consultar cuáles son sus instrumentos de detección de gases y llama y qué tecnología emplean.

La necesidad de la calibración de detectores de gases viene dada por el paso del tiempo y por el uso continuado, que inevitablemente pueden alterar sus valores o su capacidad de medición. Tratándose de instrumentos que proporcionan una información tan relevante en cuestiones de seguridad, inspeccionarlos periódicamente es la única solución válida.

Si necesitas expertos para la calibración de los sistemas de detección de gas y llama, confía en nuestro compromiso con la calidad y empieza a trabajar sabiendo que la seguridad de tu equipo humano e instalaciones está protegida por profesionales.