Skip to main content

En el ámbito de la instrumentación y control de procesos, la medición precisa de la presión es fundamental para garantizar el funcionamiento eficiente y seguro de diversas aplicaciones industriales. En este contexto, el calibrador de presión emerge como una herramienta esencial, desempeñando un papel crucial en la verificación y ajuste de los dispositivos de medición de presión.

Pero, ¿qué es un calibrador de presión y cómo se utiliza? En Distron, entramos en detalle en todo lo que necesitas saber sobre este dispositivo indispensable. ¡Sigue leyendo!

Calibración equipos

¿Qué es un calibrador de presión?

Un calibrador de presión es un instrumento diseñado para medir, ajustar y verificar la precisión de los instrumentos de medición de presión, entre los que diferenciamos los manómetros o los transmisores de presión, así como otros dispositivos. 

De manera general, la función principal de un calibrador de presión es garantizar que los instrumentos de medición de presión proporcionen lecturas precisas y confiables; un factor esencial en una variedad de aplicaciones industriales y científicas.

En este sentido, el calibrador de presión puede operar con una amplia gama de presiones, siendo útil en diversos entornos, desde laboratorios de metrología hasta instalaciones industriales. 

Existen dos tipos principales de calibradores de presión: los calibradores de presión neumáticos; que utilizan aire comprimido para generar presiones controladas, y los calibradores de presión hidráulicos; que emplean líquidos incompresibles para lograr el mismo propósito. A continuación, entramos en detalle en cada uno de ellos. ¡Sigue leyendo! 

Tipos de calibradores de presión

Desde los versátiles calibradores de presión neumáticos hasta los precisos calibradores de presión hidráulicos, cada categoría tiene sus propias características y aplicaciones únicas. De esta manera, comprender la diversidad de estos instrumentos resulta una tarea fundamental para los profesionales de la instrumentación.

Calibrador de presión de aire 

Un calibrador de presión de aire es un dispositivo especializado diseñado para medir, ajustar y verificar la precisión de instrumentos de medición de presión que operan con aire comprimido. Este tipo de calibrador se utiliza comúnmente en entornos donde la medición exacta de la presión del aire es esencial, como en la industria manufacturera, la automotriz, la aeroespacial y otros campos donde se emplean sistemas neumáticos.

En cuanto a su funcionamiento, los calibradores de presión de aire suelen generar presiones controladas de manera precisa para evaluar y calibrar manómetros, transmisores de presión y otros dispositivos de medición. De esta forma, estos instrumentos son fundamentales para garantizar que los sistemas neumáticos funcionen de manera eficiente y segura, evitando problemas como fugas, mal funcionamiento de válvulas y pérdida de eficiencia en la transmisión de energía neumática.

Calibrador de presión hidráulico 

Por otro lado, un calibrador de presión hidráulico es un instrumento vital para la medición precisa de fluidos. Entrando en detalle, la función principal de un calibrador de presión hidráulico es garantizar que no haya fugas ni fluctuaciones de presión que puedan afectar adversamente las condiciones de los sistemas hidráulicos. De esta manera, la ausencia de un calibrador de presión podría conducir a un rendimiento inestable y a posibles problemas de funcionamiento en estas máquinas.

En el contexto de los sistemas hidráulicos, diseñados para operar dentro de rangos de presión específicos, el calibrador de presión se convierte en un elemento crucial. Su tarea es asegurar que el sistema opere dentro de esos parámetros predefinidos. 

Los calibradores de presión hidráulicos suelen ubicarse cerca de las bombas de presión, aunque también pueden emplearse en otras áreas donde se requiera monitoreo constante de la presión. Su utilidad se destaca, especialmente, en sub-circuitos que operan con rangos de presión distintos al principal, contribuyendo así a mantener el correcto funcionamiento de los sistemas hidráulicos.

Cómo calibrar transmisor de presión

Calibrar un transmisor de presión es un procedimiento esencial para garantizar mediciones precisas en entornos industriales. Para llevar a cabo este proceso, se requiere de 3 componentes esenciales: un calibrador de presión, un manómetro de referencia y, en el caso de que sea necesario, herramientas de ajuste

Antes de comenzar, asegúrate de que el transmisor esté correctamente instalado en el sistema y permite que alcance una temperatura estable. En segundo lugar, conecta el transmisor al calibrador y al manómetro de referencia según las especificaciones del fabricante.

Durante la calibración, aplica presiones conocidas en varios puntos a lo largo del rango de operación del transmisor, registra las lecturas del transmisor y compáralas con las presiones reales utilizando el manómetro de referencia. Si es necesario, realiza los ajustes que consideres utilizando las herramientas adecuadas según las indicaciones del fabricante. 

A lo largo del proceso, documenta todas las lecturas, ajustes y observaciones relevantes para mantener registros precisos y asegurar la trazabilidad. Finalmente, verifica las lecturas del transmisor una vez hechos los ajustes y, si lo requieres, emite un certificado de calibración, cumpliendo así con los estándares de calidad y las normativas aplicables en la industria.

Consideraciones al elegir un calibrador de presión

Al seleccionar un calibrador de presión es importante tener en cuenta diferentes aspectos que garantizarán que la elección del equipo sea acorde a tus necesidades específicas: 

  1. Rango de medición: Asegúrate de que el calibrador de presión cubra el rango de presiones que necesitas medir.
  2. Precisión y resolución: Elige un calibrador de presión que ofrezca la precisión y resolución adecuadas para tus aplicaciones.
  3. Compatibilidad: Verifica que el calibrador sea compatible con los dispositivos y sistemas con los que lo utilizarás.
  4. Durabilidad y fiabilidad: Considera la calidad de construcción y la reputación del fabricante para asegurarte de que el calibrador sea duradero y confiable.

El calibrador de presión es más que una herramienta; es un componente crítico para garantizar la precisión, la seguridad y la eficiencia en una amplia gama de aplicaciones industriales. Desde la calibración de transmisores de presión hasta el ajuste de válvulas reguladoras, su versatilidad y precisión lo hacen indispensable.

Mantenimiento y cuidados necesarios del calibrador de presión

Por último, como es evidente, con el objetivo de asegurar la longevidad y precisión de un calibrador de presión, es crucial realizar un mantenimiento adecuado y periódico. Desde Distron te acercamos algunos consejos para mantener tu calibrador en óptimas condiciones:

Limpieza regular

Mantén el calibrador limpio, libre de polvo y suciedad. Una limpieza superficial regular puede evitar daños en los componentes sensibles.

Calibración periódica

Incluso los mejores calibradores de presión necesitan ser recalibrados con el tiempo para asegurar su precisión. Establece un cronograma de calibración basado en la frecuencia de uso y las recomendaciones del fabricante.

Almacenamiento apropiado

Almacena el calibrador en un lugar seguro, donde no esté expuesto a temperaturas extremas, humedad o golpes. Un buen almacenamiento previene daños en los componentes internos y externos.

Inspección visual

Realiza inspecciones visuales periódicas para identificar cualquier signo de desgaste o daño, como grietas o fugas en las conexiones.

En definitiva, el calibrador de presión emerge como una herramienta indispensable en el ámbito de la instrumentación y control, desempeñando un papel fundamental para garantizar mediciones precisas y confiables en entornos industriales y científicos.

¿Necesitas más información? En Distron estaremos encantados de ayudarte. Contacta con nosotros. 


Contacto