Skip to main content

La sonda de corriente y la sonda de campo magnético comprenden dos instrumentos esenciales en el mundo de la electrónica y la ingeniería eléctrica. Aunque ambas son utilizadas para medir aspectos diferentes de los campos electromagnéticos, sus funciones y aplicaciones varían significativamente.

En el siguiente artículo, veremos en profundidad qué es una sonda de corriente, qué características presenta y qué las diferencian de las sondas de campo magnético. ¿Quieres saber más? ¡Sigue leyendo! 

¿Qué es una sonda de corriente?

Una sonda de corriente hace referencia a un dispositivo utilizado para medir la intensidad de corriente eléctrica en un conductor sin necesidad de hacer contacto físico con él. A diferencia de los medidores de corriente tradicionales, las sondas de corriente se utilizan de manera no intrusiva, lo que significa que no es necesario abrir el circuito para realizar la medición, por este motivo, la sonda de corriente es extremadamente útil en situaciones donde las mediciones directas son complicadas o peligrosas.

En cuanto a su estructura, la sonda de corriente consta de una abertura en forma de mandíbula que rodea el conductor a través del que fluye la corriente. Al cerrar la mandíbula alrededor del conductor, la sonda de corriente puede detectar el campo magnético generado por la corriente eléctrica y, mediante principios electromagnéticos, convertir esta información en una medida de la corriente presente en el conductor.

Por su parte, la sonda de corriente destaca por ser una tipología de dispositivos comúnmente utilizados por electricistas, técnicos y profesionales en el campo de la electrónica para medir corrientes en instalaciones eléctricas, circuitos y equipos sin tener que desconectar los cables. En este sentido, una sonda de corriente es una herramienta de lo más útil para la solución de problemas, el mantenimiento y la realización de pruebas en sistemas eléctricos.

Las sondas de corriente Fluke, por ejemplo, son ampliamente reconocidas por su precisión y fiabilidad en una variedad de aplicaciones industriales y de laboratorio.

¿Qué es una sonda de campo magnético?

A diferencia de la sonda de corriente, una sonda de campo magnético está diseñada para medir la intensidad y la dirección de los campos magnéticos. Estos dispositivos son fundamentales en la investigación y el desarrollo en áreas como la física de partículas y la ingeniería de materiales. 

Las sondas de campo magnético suelen estar equipadas con sensores magnéticos sensibles que detectan la fuerza y la dirección del campo magnético en su entorno. Estos sensores pueden ser basados en tecnologías como el efecto Hall o en magnetorresistencias. Así, la información recopilada por la sonda se convierte en datos que pueden ser analizados para obtener una representación precisa del campo magnético en el área de interés.

Estas sondas son valiosas para estudiar y caracterizar campos magnéticos generados por imanes, corrientes eléctricas, componentes electrónicos, así como para investigaciones en geofísica para comprender fenómenos naturales como la variación del campo magnético terrestre. Por otro lado, la información recopilada por las sondas de campo magnético también es esencial para el diseño y la optimización de dispositivos electrónicos, así como para investigaciones científicas que requieren la comprensión detallada de los campos magnéticos en diferentes entornos.

Diferencias clave entre una sonda de corriente y una sonda campo magnético

Como hemos visto, una sonda de corriente y una sonda de campo magnético comprenden dos dispositivos utilizados para medir fenómenos diferentes, por lo que, generalmente, tienen aplicaciones distintas. 

A continuación, desde Distron, queremos entrar en detalle en algunas diferencias clave entre una sonda de corriente y una sonda de campo magnético:

Medición principal:

  • Sonda de corriente: Se utiliza para medir la corriente eléctrica en un conductor sin interrumpir el circuito. Detecta el campo magnético generado por la corriente.
  • Sonda de campo magnético: Diseñada para medir la intensidad y dirección del campo magnético en una región del espacio, independientemente de la corriente eléctrica.

Aplicaciones comunes:

  • Sonda de corriente: Comúnmente usada en electricidad y electrónica para medir corrientes en circuitos eléctricos, sistemas de potencia, y equipos eléctricos.
  • Sonda de campo magnético: Aplicada en estudios geofísicos, investigación científica, y en la industria para analizar y caracterizar campos magnéticos generados por imanes, corrientes eléctricas y componentes magnéticos.

Tecnología de detección de sonda:

  • Sonda de corriente: Utiliza principios electromagnéticos para detectar el campo magnético generado por la corriente eléctrica.
  • Sonda de campo magnético: Emplea sensores magnéticos sensibles, como basados en el efecto Hall o en magnetorresistencias, para medir la intensidad y dirección del campo magnético.

Objetivo de medición:

  • Sonda de corriente: Su objetivo principal es medir la corriente eléctrica y analizar sus características en circuitos eléctricos.
  • Sonda de campo magnético: Busca cuantificar y entender el campo magnético en una región específica, proporcionando información sobre la intensidad y dirección del campo magnético.

En definitiva, mientras que una sonda de corriente se centra en medir corrientes eléctricas y utiliza el campo magnético asociado a ellas, las sondas de campo magnético están diseñadas para medir directamente el campo magnético en sí, independientemente de la presencia de corriente eléctrica en un conductor.

Independientemente de su ámbito de aplicación, lo cierto es que ambas sondas desempeñan papeles cruciales en sus respectivos campos, contribuyendo al avance de la ciencia, la tecnología y la comprensión de los fenómenos electromagnéticos. 

¿Quieres saber más sobre las sondas de corriente y de campo magnético? En Distron estaremos encantados de ayudarte. Contacta con nosotros


Contacto